Descartan otro “Culiacanazo” tras la extradición de Ovidio Guzmán


La Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa descartó que pueda existir el riesgo de otro “Culiacanazo” luego de la extradición de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, hacia los Estados Unidos.

El titular de esta dependencia, Gerardo Mérida Sánchez, dijo no estar en situación de alerta, haciendo un llamado a la tranquilidad y a desarrollar sus actividades de una manera normal, en Culiacán, y en todo Sinaloa.

“Aquí no tenemos ninguna alerta, ningún extra, todo va normal”, reiteró ante los cuestionamientos.

La Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa descartó que pueda existir el riesgo de otro “Culiacanazo” luego de la extradición de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, hacia los Estados Unidos.

El titular de esta dependencia, Gerardo Mérida Sánchez, dijo no estar en situación de alerta, haciendo un llamado a la tranquilidad y a desarrollar sus actividades de una manera normal, en Culiacán, y en todo Sinaloa.

“Aquí no tenemos ninguna alerta, ningún extra, todo va normal”, reiteró ante los cuestionamientos.

De ejemplo, detalló los resultados del operativo por la noche del grito en la capital del estado, donde participaron 900 elementos de todas las cooperaciones policiacas, logrando un saldo blanco y sin incidencias.

Tan sólo en Culiacán, unas 18 mil personas acudieron a los festejos en Palacio de Gobierno, donde se realizó una kermes con presentación de artistas invitados, la cual concluyó en la madrugada. Destacó que ninguna persona fue detenida y tampoco se reportaron incidentes en los otros municipios.

Mérida Sánchez aseguró que no hay posibilidad de un incremento de la violencia en Culiacán, ligado al traslado de Ovidio Guzmán a Estados Unidos, descartando operativos especiales de parte de las autoridades.

Sin embargo, el sábado 16 de septiembre, dos personas fueron asesinadas en Culiacán; una al sur de la ciudad y la otra en la sindicatura de Sanalona. Las dos personas presentaban impactos de bala en distintas partes de su cuerpo, y una tenía sus extremidades maniatadas.

Ovidio Guzmán López, alias “El Ratón”, fue capturado el 5 de enero del presente año en la sindicatura de Jesús María, al norte de Culiacán, en un operativo especial de la Secretaría de la Defensa Nacional, provocando un enfrentamiento que se prolongó por varias horas, causando la muerte de 29 personas; 19 civiles y 20 elementos, además de 35 militares heridos.

En el primer intento por capturarlo, el 17 de octubre de 2019, se registró un enfrentamiento igual de violento, donde los grupos delincuenciales lograron rescatarlo de una casa ubicada en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, en Culiacán.

El Gobierno de Estados Unidos ha señalado que los hijos de “El Chapo” son los culpables de la fabricación y distribución de fentanilo en su territorio, por lo que ha ofrecido millonarias recompensas por su paradero.

Con información de Jesús Bustamante, Excélsior.