En Manzanillo, CIMA otorga 150 despensas al mes a IAAM para atender a adultos mayores


* Esta colaboración refleja cómo la unidad entre instancias genera un impacto positivo en la comunidad

El Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM) del Gobierno del Estado de Colima, continúa con actividades en atención a este sector poblacional, como ocurre en Manzanillo, donde con el apoyo de César Humberto Romero García, director general de CIMA Group, quien respalda a la institución con 150 despensas mensuales, se llevó a cabo la entrega de despensas, pañales y toallitas húmedas a personas adultas mayores del municipio porteño.

Esta iniciativa forma parte del esfuerzo conjunto entre el Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM) en Manzanillo y diferentes sectores sociales y empresariales de la entidad, que con altruismo y generosidad, contribuyen de manera sustancial a brindar mejores condiciones a las personas adultas mayores en condiciones de vulnerabilidad, en este caso de Manzanillo.

El evento fue coordinado por el director del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores, Juan Manuel Preciado Barbosa, y contó con la participación activa del personal del IAAM Manzanillo, quienes se unieron para llevar a cabo esta acción, con el objetivo de mejorar el bienestar y la calidad de vida de la población adulta mayor en la región.

Durante la entrega se pudo observar la emoción y gratitud en los rostros de las y los beneficiarios, quienes expresaron su agradecimiento por la ayuda recibida, con insumos importantes para su cuidado personal, aseo íntimo y bienestar diario, la colaboración conjunta del IAAM y de CIMA Group ha sido fundamental para que esta iniciativa pueda desarrollarse de manera continua.

Ambas instituciones reafirmaron su compromiso con el bienestar de las personas adultas mayores y se comprometieron a continuar trabajando de manera conjunta para llevar a cabo más acciones que beneficien a esta importante población.

La colaboración entre IAAM y CIMA Group refleja un ejemplo claro de cómo la unión de esfuerzos entre instituciones y empresas puede generar un impacto positivo en la comunidad, especialmente en sectores vulnerables como las personas adultas mayores que requieren un apoyo especial para mejorar su calidad de vida.