Familia exige investigar como feminicidio la muerte de una teniente de la Marina


Familiares exigen indagar como feminicidio la muerte de Gloria Cházaro, destacada teniente en la Marina Armada de México y la primera mujer comandante de un barco militar en el país, a manos de su expareja, el también marino Octavio Capetillo, pero su muerte está clasificada como un suicidio.

“Pedimos que se lleve a cabo la investigación de manera adecuada, transparente, que se agoten todos los recursos que se tengan que agotar. Principalmente que citen a Capetillo, porque no es posible que ya una fiscal esté diciendo que no fue feminicidio cuando ni siquiera han citado a la persona que era su pareja”, dice este viernes a EFE el hermano de Gloria, Eduardo Cházaro.

Los hechos

La noche del sábado 10 de junio, en la casa familiar de Cházaro en el municipio de Fortín de las Flores, en el estado de Veracruz, Eduardo llegó y encontró el cuerpoCarito”, como le decían de cariño, colgado con una soga del techo.

La teniente estaba en casa de sus padres porque había ido a conocer a su sobrino recién nacido, pero justo ese sábado salió con su hermano, su papá y su novio al bar de un conocido.

“Quedaron de ir al bar de un amigo a ver un partido de la Champions (League de futbol) y después se quedaron ahí, porque los sábados en el bar hay karaoke. Me dijo que ese día iba a estar aquí su novio, Octavio Capetillo, y llegaron al bar como a las 2 de la tarde”, cuenta Eduardo.

Según el hermano, la pareja comenzó a discutir porque ella portaba un anillo de compromiso, pero todavía no establecían la fecha de la boda, ya que Octavio era casado y no le había dado pruebas de su divorcio.

Además, la teniente pensaba mudarse a Canadá y ese sábado él le dijo que él no la acompañaría.

“Mucha gente fue testigo de que ellos estuvieron discutiendo”, rememora Eduardo.

Tras la discusión, recuerda, Capetillo se fue mientras Carolina y sus familiares llegaron pasadas las 11 de la noche a la casa, donde afuera estaba él esperándola.

Según la versión de Eduardo, quien permaneció en el bar hasta que cerró para ayudar a su amigo, todos estaban en sus habitaciones y él, al llegar a su casa cerca de la 1:40 h, encontró a su hermana colgada en las escaleras del patio, mientras Octavio había desaparecido.

“Hay un video de la cámara de vigilancia donde se ve que Capetillo se va de la casa a las 12:40 de la madrugada”, asegura.

Dudas en investigaciones

Eduardo denuncia una serie de irregularidades en las investigaciones, pues al cuerpo de Carolina no le tomaron pruebas debajo de las uñas, muestras de sus dientes, ni bolsas de papel en las manos, como debería hacerse en un caso similar.

Tampoco pusieron cintas para bloquear el paso a la habitación donde encontraron el anillo de compromiso de Carolina, ni han citado a declarar a su pareja y, por el contrario, la Fiscalía de Veracruz habla de un suicidio.

“Tardaron dos semanas en presentarse para ir a tomar las huellas. Y tardaron un mes en ir a tomar las fotografías de la escalera preguntarme cómo había encontrado yo a Carito”, lamenta.

Egresada de la Escuela Naval, becada por el Gobierno Británico en su programa Chevening y con su carrera en ascenso, Gloria Cházaro es descrita por Eduardo como perseverante y, además, luchó por visibilizar el acoso que las mujeres viven dentro de las Fuerzas Armadas de México.

Sus familiares no creen que haya sido capaz de suicidarse, pues “ella estaba completamente en contra de ello, incluso hasta ayudó a una amiga que había pensado en quitarse la vida”.

Por ello, Eduardo pide a las autoridades a que investiguen el caso de manera transparente y reclasifiquen su muerte como feminicidio.

“Siento que no han estado haciendo su trabajo de manera adecuada porque hay muchas cosas que han pasado por alto”, concluyó.

Con información de EFE


anuncio