Urge la revisión de la tarifa del transporte público en Colima, ya no es rentable: SINTRA


• La tarifa ideal sería de 12 pesos, pero ha sido evidente la falta de voluntad de las autoridades para ello

• Con esa tarifa se comprometen a rehabilitar las unidades y a rehacer las rutas que se dejaron por la pandemia

• Reconoció que el 80 por ciento de las unidades deberían estar fuera de servicio, pero no hay para comprar unidades nuevas, advirtió

Al señalar que la tarifa autorizada para el transporte público ya no es viable para sustentar el servicio, José Luis Carrasco Mesina, presidente del Sistema Integral de Transporte (SINTRA) en Colima, aseveró que es urgente que las autoridades gubernamentales analicen y realicen una adecuación de la tarifa para que este servicio pueda continuar dándose.

Refirió que actualmente ya no es sustentable el transporte público en estas condiciones, seguimos con una tarifa que se aprobó en 2017 y que a pesar de que la ley marca que cada año se tiene que revisar la tarifa a la fecha no se ha hecho esta revisión, “hemos estado tocando puertas desde que llegó esta administración y desde la anterior, entregando información financiera, demostrando que efectivamente que la tarifa debe ser otra, sin embargo, no hemos visto voluntad y que yo creo que los transportistas debemos tomar alguna decisión para que esto se corrija, porque de seguir en esta situación, cada vez será peor, estamos subsidiando ahorita cuatro rutas, en donde se están perdiendo aproximadamente 4 millones y medio de pesos al mes, rutas que no son rentables, entonces las rutas que nos dan, debemos meter eso a las rutas que no nos dan”.

Subrayó que se busca la revisión de la tarifa para que se compense y para que realmente el transporte público sea sustentable, “de lo contrario vamos a ir a la baja”.

Indicó que la tarifa ideal sería de 12 pesos, “si se nos diera esta tarifa a lo que nos comprometemos los transportistas es a rehabilitar todo el parque vehicular, y quien no lo haga no podrá trabajar y también nos comprometeríamos a rehacer las rutas que dejamos de hacer”, mencionó.

Pues mencionó para adquisición de unidades nuevas, “prácticamente es imposible pues cada unidad cuesta alrededor de 2 millones de pesos”.

Recordó que en la zona conurbada se cuentan con 230 camiones, aunque actualmente únicamente operan con 84 unidades.

Referente a la atención a colonias nuevas, Carrasco Mesina aseveró que se busca que se pueda atender, pero actualmente es imposible pues es demasiado costoso, pues “de puros gastos de operación diarios son 2 mil pesos de gasolina y 700 pesos del chofer, en donde se debe agregar la administración, seguro, etc., y se tiene derecho a utilidad, la cual no hay, estamos, literalmente regalando el uso del camión, estamos trabajando únicamente para gastos de operación”.

Indicó que a pesar de que de manera oficial todavía no les informan en qué consistirá la revisión que estará llevando a cabo la subsecretaría de Movilidad al transporte público, definitivamente se debe tratar de las condiciones físicas y mecánicas de las unidades, esto con el propósito de brindar un servicio de confort y de seguridad para los usuarios.

“Prácticamente será una revisión para todas las unidades que ya traemos circulando que son unidades de hace 20, 22 años, la mayoría es chatarra, en donde hay una situación muy crítica en el sistema de transporte público. Yo creo que si hacen revisión van a sacar al 80 por ciento de camiones que deberían estar ya afuera”, resaltó.

Recordó que cuando vino la pandemia se dejaron de hacer un promedio de 15 rutas, y “bajamos de 230 camiones, ahorita solo estamos utilizando 84 camiones y se movían anteriormente alrededor de 95 mil usuarios y actualmente movemos 42 mil, entonces prácticamente el transporte está casi fuera de la competencia”, subrayó.

anuncio